TRCI-web

TRCI-web

REORGANIZAR AS CORRENTES TROTSKYSTAS QUE AINDA REIVINDICAM A DITADURA DO PROLETARIADO.

A situação mundial encontra os trabalhadores enfrentando as consequências da pandemia, a guerra na Ucrânia e as crises econômica, política e social. Assistimos à processos inflacionários em nível mundial e um aumento nos alimentos e na energia, produto da guerra e das sanções econômicas impulsionadas pelo imperialismo contra a Rússia de Putin. Isso se combina com a crise da dívida nos países semicoloniais e ataques sobre o movimento operário. Todos estes fatores estão golpeando em cheio as condições de vida de nossa classe.

O conflito entre Rússia e Ucrânia se desenvolve em meio a uma decomposição do imperialismo e a um processo de assimilação dos ex-Estados Operários. O imperialismo norte americano tenta retomar a hegemonia mundial, mostrando por sua vez sua debilidade histórica, enquanto as burocracias dirigentes dos ex-Estados Operários da Rússia e da China tentam manter o lugar conquistado dentro do sistema capitalista em crise.

A denominada “Operação Especial” do governo Putin contra a Ucrânia já leva mais de dois meses de invasão, tratando de impor, mediante a força militar, as condições de um novo status quo no cenário mundial, depois da queda do muro de Berlim e o desmembramento da URSS.

Entretanto, a OTAN utiliza este conflito bélico para acelerar o processo de assimilação dos ex-Estados Operários, tratando de impor-lhes condições de caráter semicolonial. Por isso, no território ucraniano estão se definindo processos históricos inconclusos, na necessidade de sobrevivência do sistema capitalista.

Como não podia ser de outra maneira, a assimilação dos ex-Estados Operários se coloca na arena mundial e não nas particularidades de cada país. Por isso defendemos a unidade revolucionária do proletariado ucraniano e russo contra seus governos atuais, contra esta guerra que não defende nenhum de nossos interesses como classe.

Para que se desenvolva o internacionalismo é de primeira ordem a reconstrução da IV Internacional, para dotar de uma direção revolucionária as massas operárias que atravessam este período histórico, para regenerar uma vanguarda operária que possa dar uma perspectiva marxista ao proletariado mundial.

Chamamos a uma Conferência Internacional das correntes trotskistas que ainda reivindicam a Ditadura do Proletariado, sustentando que as táticas para tentar resolver a crise de direção revolucionária devem ser internacionalistas sempre, já que inclusive na intervenção de nossas correntes em cada país, se deve partir, em um máximo esforço, do apoio e desenvolvimento de nossas tarefas centrais, orientadas a impulsionar o despertar da revolução em todos os países. Essa é a mecânica para não cair em particularismos e adaptações às instituições burguesas.

A necessidade de concretizar esta Conferência Internacional é para abrir um debate no interior das organizações trotskistas, sobre a importância da construção do partido mundial e suas seções nacionais em um momento em que primam as ideias de movimentos ou coalizões eleitorais, que logo entram em crise, como vemos por exemplo com o PSOL do Brasil e seu apoio a Lula ou o NPA da França e sua campanha em comum com o França Insubmissa de Mélenchon.

Abrir este debate com a militância e com os companheiros que influenciamos permitirá poder intervir neste cenário, a partir de uma perspectiva marxista.

Pela unidade internacionalista dos trabalhadores contra o imperialismo e a OTAN!

Pela expulsão das tropas russas da Ucrânia!

 

COR Chile  - LOI Brasil - COR Argentina

Este endereço de email está sendo protegido de spambots. Você precisa do JavaScript ativado para vê-lo.

 

Segunda, 16 Mai 2022 07:21

Folleto Juventud de la COR #1

Descargue PDF

Los trabajadores subcontratados de ENAP de la región del BioBio, agrupados en Fenatrasub, llevan una semana de movilización paralizando parcialmente la refinería en Huelén y afectando el terminal marítimo de San Vicente.

Reclaman a la gerencia de ENAP la puesta inmediata de una “mesa de trabajo” con el fin de abordar la situación de los trabajadores subcontratados, en particular las amplias diferencias de salarios con los trabajadores de planta.

Desde la gerencia de ENAP se han negado a establecer el diálogo y han culpabilizado a los trabajadores de un potencial desabastecimiento de combustible en el país. Estas declaraciones las realizaron en el momento en que el bloqueo y lock out de las patronales camioneras, orquestado y concertado por los grupos económicos como la CMPC (grupo cómplice de la dictadura en el asesinato y desaparición de luchadores obreros y campesinos), iniciaban un lock out patronal de las plantas de celulosa, exigiendo “mayor seguridad”, es decir, una mayor represión y presencia policial y militar.

El gobierno de Boric, solícito con el chantaje patronal, posando de no abandonar su discurso “progresista” de levantar el Estado de excepción, sacó de la galera un “estado intermedio”. Mayor presencia de carabineros en las ciudades y presencia militar en las rutas, con vigilancia de drones, etc, etc. Una política represiva de continuidad, como se vio en el pasado día del trabajador donde la represión y el amparo de bandas lúmpenes, terminaron hiriendo de bala a manifestantes, quedando Francisca en estado de extrema gravedad, lo que se suma a la represión sistemática hacia los estudiantes, a las luchas por las liberación de los presos y el asesinato por bandas armadas de un comunero mapuche en la toma de un fundo en la zona sur.

Pretendiendo amedrentar al boicot camionero, Boric, puso en la misma bolsa a los trabajadores subcontratados de Enap, amenazando con la intervención represiva y la aplicación de la ley de seguridad del Estado.

Ante la impopularidad de la escalada patronal camionera-forestal, éstos decidieron retroceder y desmovilizar a sus huestes a sueldo.

Mientras tanto los trabajadores se han mantenido firmes en su lucha pese a estas amenazas y amedrentamientos, y en boca de sus dirigentes esperan que este gobierno cumpla la promesa de que estaría del lado del pueblo.

Diversos diputados y personeros de gobierno se han expresado apoyando la lucha de los trabajadores subcontratados y hasta han exigido la renuncia del gerente de ENAP. Eso sí, el tono ha estado marcado por los llamados a deponer la movilización. Como lo hizo Norberto Díaz, ex vicepresidente de la CUT y presidente de la Federación de trabajadores de ENAP, diciendo que “La lucha laboral es legítima, pero nada justifica que se ponga en riesgo el abastecimiento de hospitales, servicios públicos, cuarteles de Bomberos y consumidores en general”.

Y es que una cosa es “lidiar” con el boicot y lock out de una patronal que calculará costos y beneficios, descargando los primeros sobre las espaladas de los trabajadores y otra muy distinta es cuando se pone en acción la clase obrera que puede paralizar toda la producción capitalista donde reside el poder de la burguesía.

Desde distintas organizaciones sindicales han manifestado su apoyo a las medidas como algunos sindicatos de planta de ENAP Bio Bio, así como desde sindicatos portuarios y otros. Es importante extender esta lucha a nivel nacional de todos los trabajadores subcontratados de ENAP, colocando como norte el pase a planta de todos los trabajadores, siendo absorbidos por la mandante y ajustando la escala salarial al costo de la canasta familiar, sin depositar una gota de apoyo en los patrones “pymes” de las contratistas que esperan, frotándose las manos, que les mejoren los contratos para cortar su tajada y mantener a los trabajadores en la misma situación de miseria.

Es preciso avanzar hacia el control obrero de esta rama estratégica para la producción del país para controlar la producción, distribución, abastecimientos y precios de producción, que hoy amenaza a la población con especulación y racionamientos energéticos.

Todos por el triunfo de los trabajadores subcontratados de ENAP

Terça, 03 Mai 2022 23:07

Lúmpenes armados, el nuevo protocolo

El domingo 1 de mayo asistimos de principio a fin a la convocatoria a marcha y acto de la Central Clasista de Trabajadores en conmemoración del día internacional de la nuestra clase.

Como era de esperarse, a diferencia del acto oficial de la CUT donde desfilaron parlamentarios, convencionales y personeros de gobierno, al igual que en los gobiernos de Piñera y Bachelet, la represión no se hizo esperar asediando a los manifestantes ni bien comenzada la marcha con guanacos, zorrinos y piquetes de detención

En las postrimerías del acto, un grupo de lúmpenes, llamados “vendedores ambulantes” por la prensa burguesa, comenzó a amedrentar con palos y armas de fuego disparando contra los manifestantes. De esta acción resultaron al menos 4 personas heridas de bala, entre ellas Francisca Sandoval, periodista del Señal 3 La Victoria, cuyo estado es reservado y de extrema gravedad. Diversos registros audiovisuales dan cuenta de la coordinación, protección y acompañamiento de carabineros de estos elementos descompuestos, vale decir, de la misma categoría de lúmpenes aunque sin uniforme.

El gobierno y sus personeros comenzaron a darse vueltas sobre sí mismos, repudiando “enfrentamientos” y preocupándose por los “comerciantes” del barrio Meiggs. Pese a toda la evidencia disponible, demoran en detener a un par de estos individuos para finalmente, por medio de la justicia, la fiscalía y el ministerio del interior, les pareciera excesiva la “prisión preventiva” por lo que les otorgaron el beneficio de la prisión domiciliaria, quedando sólo uno detenido y protegido por la fuerza policial. Un pequeño contraste con los presos por luchar quienes llevan más de 2 años detenidos por montajes policiales, hacer una barricada o directamente condenados, como Felipe Santana condenado a 7 años de cárcel por quemar una banca de la catedral de Puerto Montt. Una muestra evidente del carácter de clase burgués de la justicia, el ministerio público y del propio ejecutivo.

Los militantes PC y FA que aún posan de estar “con el pueblo” salen a hablar de que carabineros “se mandan solos” que la institución estaría tomada por “poderes facticos” y toda una gran variedad de estupideces por el estilo. Por ello es que recurrieron a la PDI a que desarrolle las investigaciones como si esta institución no tuviera el mismo prontuario y actividad que el resto de los aparatos represivos, con expertos en montajes para condenar a luchadores, infiltración de provocadores, colocación de pruebas falsas, encubrimiento de ejecuciones, etc, etc. Baste recordar la confianza depositada y el rol que cumplió esta institución putrefacta en el asesinato del dirigente sindical de chilectra Juan Pablo Jiménez en el 2013, que determinó que lo mató una “bala loca”.

Pero éste no es un hecho aislado. Ya en la primera marcha estudiantil que enfrentara al gobierno de Boric, carabineros arrinconó con la represión a los estudiantes hacia el mismo sector donde fueron agredidos por este tipo de despojos humanos quedando un estudiante herido de gravedad. En dicha ocasión también se registra la coordinación con carabineros. Posterior a este hecho en una reciente marcha de secundarios en lucha, una pareja de provocadores con cuchillos en mano amedrentan y hieren a un joven, siendo éstos rescatados por los carros blindados cuando la movilización los encaraba.

Ya en países como Colombia, donde las víctimas de disparos de bandas paramilitares se cuentan por cientos, es común el uso de parte del Estado burgués de estos grupos comandados para asesinar a luchadores sociales y líderes sindicales.

El continuo respaldo y celebraciones a carabineros de parte del gobierno, la continuidad de su alto mando, la operación de lavado de cara progre (con sus escuadrones paritarios), el reforzamiento presupuestario, el aumento de dotación y pertrechos represivos en la zona sur, etc, demuestran de modo fehaciente que este gobierno, al servicio de la burguesía y el imperialismo, necesita de la esencia represiva del aparato de estado para mantener la dominación de clase.

No se trata ni de reformar, ni refundar esta institución, es preciso pelear por su disolución que impondremos por medio de la lucha de clases.

También es necesario levantar comités de autodefensa para preservar la integridad de los que luchan, repeler y derrotar la acción concertada de fuerzas represivas y sus elementos auxiliares.

No se puede confiar ni un milímetro en que el aparato burocrático del estado podrá dar una respuesta al reclamo de justicia. Ya lo hemos visto en la impunidad que abundan en los casos de muertos, mutilados y lesionados del 18-O, así como en los crímenes de decenas de luchadores asesinados en “democracia” y miles de muertos y desaparecidos durante la dictadura.

Es menester impulsar una comisión investigadora independiente de todo organismo estatal encabezada por la Señal 3 La Victoria, familiares y organizaciones obreras para esclarecer los hechos y convocar a la lucha por conquistar la justicia, la que no vendrá de la mano de esta democracia para ricos.

Domingo, 01 Mai 2022 17:32

El Nuevo Curso #29

Descarga el PDF

 

Pela unidade internacionalista dos trabalhadores contra o imperialismo e a OTAN.  Fora as tropas russas da Ucrânia!

Esse deve ser o grito de guerra dos trabalhadores de todo o mundo no nosso dia. Devemos enfrentar esta situação histórica mundial com a força da nossa classe, para destruir o sistema capitalista que só nos garante superexploração e uma vida miserável.

Neste dia voltam a tremular as bandeiras da Comuna de Paris, da Revolução Russa, dos mártires de Chicago e dos dirigentes operários que morreram ou foram assassinados enfrentando este sistema capitalista. Por isso, a 136 anos daquele 1º de maio no qual a burguesia norte americana assassinou os mártires de Chicago, devemos reafirmar as tarefas dos revolucionários na luta contra o capitalismo e suas instituições. Lutamos pela destruição do Estado burguês e nos apoiamos na experiência da Revolução Russa e seu sistema soviético.

Este 1º de maio nós trabalhadores nos encontramos enfrentando as consequências da pandemia, da guerra na Ucrânia e a crise econômica, política e social. Assistimos a processos inflacionários em nível mundial e um aumento nos alimentos e na energia, produto da guerra e das sanções econômicas impulsionadas pelo imperialismo contra a Rússia de Putin. Tudo isso golpeia em cheio as condições de vida de nossa classe.

A denominada “Operação Especial” do governo de Putin contra a Ucrânia já leva mais de dois meses de invasão, tratando de impor, mediante a força militar, as condições de um novo status quo no cenário mundial, depois da queda do muro de Berlin e o desmembramento da URSS.

Entretanto a OTAN utiliza este conflito bélico para acelerar o processo de assimilação dos ex-Estados Operários, tratando de impor a estes condições de semicolônia. Por isso, no território ucraniano estão se definindo processos históricos inconclusos, na necessidade de sobrevivência do sistema capitalista.

Inexoravelmente a assimilação dos ex-Estados Operários surgiria na arena mundial e não nas particularidades de cada país. Por isso defendemos a unidade revolucionária do proletariado ucraniano e russo contra seus atuais governos, contra essa guerra que não defende nenhum de nossos interesses como classe.

Em diferentes lugares do planeta, setores de trabalhadores têm retomado os métodos de nossa classe para enfrentar os processos da pandemia e o desenvolvimento da guerra na Ucrânia. Como marxistas, defendemos a união criativa do consciente e do inconsciente, é o que habitualmente chamamos inspiração. A revolução é a inspiração violenta da história.

É nestes momentos que se torna primordial a intervenção do proletariado como uma classe internacional, para mostrar o poderio de uma classe que pode enfrentar seus Estados burgueses, transformar a guerra na Ucrânia em guerra revolucionária e deter o processo de assimilação nos ex-Estados Operários de forma revolucionária.

Para que se desenvolva o internacionalismo é de primeira ordem a reconstrução da IV Internacional, para dotar este processo histórico de uma direção revolucionária, para regenerar uma vanguarda operaria que possa dar uma perspectiva marxista ao proletariado mundial. Acreditamos que como primeira tarefa nessa direção devemos chamar uma Conferência Internacional das correntes trotskistas que ainda reivindicam a Ditadura do Proletariado para discutir as tarefas frente a guerra na Ucrânia e a crise mundial.

Diante de uma direção anárquica como é o sistema capitalista, que depende de seus Estados maiores armados para garantir a reprodução do capital, nós lutamos por uma direção coletiva consciente, que prepare as etapas da Ditadura do Proletariado, já que o sistema atual engendra as condições materiais e as formas sociais para a reconstrução econômica da sociedade.

 

COR Chile - LOI Brasil - COR Argentina

Quinta, 07 Abril 2022 22:05

TRFI International Journal #2

PDF available 

Quinta, 07 Abril 2022 21:59

Revista Internacional TRQI #2

Disponível em pdf

Debate

CRISE, GUERRA E OS DESAFIOS DOS REVOLUCIONÁRIOS

Sábado 9/4

17hs Argentina-Brasil

16hs Chile

 

COR Chile - LOI Brasil - COR Argentina

El pasado 11 de marzo asumió el gobierno de Boric dándose un “baño de masas”, no tan numerosas como cuando amplios sectores salieron a festinar la derrota electoral del candidato ultraderechista, más bien un cúmulo de expresiones heterogéneas donde la algarabía por el inicio de un “nuevo Chile” era condimentado por una cruenta represión de los pacos (ahora de Boric) contra los que exigían la libertad de los presos por luchar. Al día posterior retiraron 139 querellas por ley de seguridad del estado contra los presos políticos, cuyo efecto es absolutamente nulo ya que a nadie dejará en libertar, a lo sumo disminuirá la potencial condena en algún caso aislado. En un gobierno esmerado en la producción de los simbolismos culturales o identitarios, es bien simbólico que la encargada de liderar el “tema de los presos políticos”, Camila Barros, sea la que envió a al profesor Roberto Campos a la cárcel por atentar contra un torniquete del metro el mismo 18 de Octubre de 2019.

No tardó Boric en llamar a terminar con las “actividades delictuales” de los viernes en “plaza Italia” en alusión a las persistentes manifestaciones dando luz verde a la continuidad de la represión. Lo que no es de extrañar de un gobierno integrado por el PC que intentará aislar y liquidar cualquier expresión crítica que surja “por izquierda”. Eso sí, felicitó emocionado contar con “escuadrones paritarios” de represión (de pacas y pacos) que darán el sello “feminista” al gobierno al garantizar el orden en la democracia semicolonial.

En el mismo sentido dio continuidad al Estado de Excepción en el norte del país con el fin de atacar el “problema migratorio” de cientos de miles de familias trabajadoras que emprendieron rumbo hacia el “oasis” chileno que las acoge a punta de fusiles.

La expresidenta del colegio médico devenida en ministra del interior, que se autopostula como la “madre de Chile”, fue recibida a balazos cuando trató de ingresar a la comunidad mapuche de Temucuicui con una comitiva de autos blindados, carabineros y servicios de inteligencia. Evidentemente el “baño de masas” recibido unos días atrás, así como los saludos en lengua mapuche, no fueron suficientes para seducir a los jóvenes, trabajadores y campesinos mapuches que, asediados en una zona militarizada por décadas, requieren llevar adelante una profunda y extensa revolución agraria que lideren los trabajadores forestales cuestionando la propiedad privada de los medios de producción.

La incorporación y cuoteo de cargos estatales con los viejos personeros de la concertación deja en calma a la burguesía, como el ministro de hacienda Mario Marcel, un ejecutor eficiente de políticas del imperialismo como la regla del superávit estructural, quien promete sostener la reducción del 20% del gasto público así como limitar la reforma tributaria a subir algunos puntos al impuesto a las ganancias, sin afectar por supuesto a las 7 familias que regentean Chile que casi triplicaron sus ganancias durante la pandemia.

Prometen ingresar al congreso como parte de su promesa de campaña el proyecto de salario mínimo de$ 400 mil, digamos que el salario medio que hoy reciben las familias trabajadoras y que no llega ni a la mitad de una canasta familiar, el que será absorbido por la creciente inflación. Eso sí, muy probablemente el proyecto venga acompañado con algunos subsidios para ir en ayuda de las pobres “pymes” emprendedoras, de los pequeños explotadores que abundan en las grandes empresas donde el los niveles de subcontratación llegan al 70%.

La reforma laboral que tienen en carpeta apunta a la reducción de la jornada laboral de 45 a 40 hs semanales, algo que despierta sin dudas expectativas entre los trabajadores. Sin embargo los empresarios ya están imponiendo distintas formas de “jornadas excepcionales” para que las 40 hs no signifique trabajar de lunes a viernes, sino que imponer la flexibilización laboral con jornadas que alternen descansos entre semana y cambios de turno alternados. Al mismo tiempo aprovecharán estos cambios para reducir los salarios por medio de la rotación, aprovechando el extenso ejército de reserva, incluida la mano de obra barata a que destinan al trabajador inmigrante. Los trabajadores debemos organizarnos e impulsar un Congreso de delegados de base de toda la clase trabajadora para levantar un plan de lucha e impedir este ataque en curso contra nuestra jornada y salario imponiendo el control obrero en las empresas y luchando por la escala móvil de horas de trabajo y salario.

Una última referencia la podemos dar a la Convención Constitucional que, en sintonía con el actual gobierno, se encuentra entrampada en las definiciones semánticas de Estado, aunque ya zanjó el “derecho a la propiedad privada” para dar “seguridad jurídica” a las empresas imperialistas. Tratarán de sacar el nuevo texto constitucional lo antes posible para hacer que su aprobación sea como una suerte de plebiscito del nuevo gobierno. “Sanar las heridas del estallido” en palabras de Boric, no significa otra cosa que terminar de asentar el desvío de la semiinsurrección de Octubre del 19, en una operación de maquillaje al aparato burocrático militar que sostiene la dominación del capital y el imperialismo.

Bregamos porque el activismo y la izquierda revolucionaria puedan recapacitar de su política de seguidismo y exigencia al actual gobierno y nos demos a la tarea de impulsar una política de independencia de clase hacia la conquista de un gobierno obrero, sobre las ruinas del semiestado capitalistas.

 

Artículo publicado en "El Impreso #80", Periódico de la Corriente Obrera Revolucionaria de Argentina, próximamente en www.cor-digital.org